Pasar al contenido principal

CRÓNICA

Los retos de las ciudades del siglo XXI

Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España, fue la protagonista de esta nueva sesión de Desayunos ESADE Alumni, donde formuló una interesante reflexión sobre las ciudades y cómo la digitalización puede hacerlas más sostenibles.

El pasado 6 de abril tuvo lugar una nueva edición de los Desayunos ESADE Alumni con Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España, que estuvo acompañada de Pedro Navarro (MBA 67), vicepresidente ejecutivo del Patronato de la Fundación ESADE, que propuso algunos temas para el debate y moderó el turno de preguntas posterior a la ponencia.

Rosa García comenzó su intervención ofreciendo algunos datos sobre la población de las ciudades: en 2009, la mitad de la población mundial vivía en ciudades, cifra que alcanzará el 70 % en el año 2050. Y en 2025, en el mundo habrá 37 megaciudades (entre 20 y 40 millones de habitantes), que albergarán al 14 % de la población del planeta. “Como sociedad, no le dedicamos a las ciudades el tiempo de reflexión necesario”, aseguró García.

Este proceso de urbanización supone un reto al que se enfrentan las ciudades. “Otro reto es el medioambiental, porque, cuando nos vamos a vivir a la ciudad de forma voluntaria, nos convertimos en entes tremendamente contaminantes: consumimos más agua, generamos más CO2, producimos más residuos, etc., lo que impone grandes retos medioambientales al planeta.” Otro reto es el transporte, del que la ponente expuso un dato muy llamativo: en España perdemos una productividad de 5.500 millones de euros en atascos de tráfico al año. Además, en nuestro país hay una complicación añadida, y es el turismo. A España llegan cerca de 80 millones de turistas al año, cifra que casi duplica el número de habitantes. Todo esto genera un importante problema para regidores y alcaldes.

Elegir qué ciudad queremos
Para García, la digitalización ya está presente en muchas ciudades, conocidas como smart cities, con aplicaciones para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. “Pero lo que realmente estábamos haciendo es digitalizar la periferia. Y, probablemente, no es ahí donde de verdad están los problemas. La necesidad está en digitalizar el corazón.”

La propuesta que expuso Rosa García pasa por aprovechar toda esa tecnología (hardware, no software) para hacer de la ciudad un ente atractivo económicamente, socialmente responsable y ecológicamente sostenible. Y la tecnología para hacerlo ya existe, porque la ciudad es un núcleo viviente sensorizado gracias a los teléfonos inteligentes (smartphones). Tenemos los datos, la clave es qué hacer con ellos. Por ejemplo, las aplicaciones hoy en día son perfectas para predecir un atasco, pero no lo evitan, con lo que sirven para poco.

Los regidores de las ciudades deben liderar equipos de trabajo que piensen en qué modelo de ciudad quieren tener sus ciudadanos, porque la tecnología para lograrlo ya existe. «Nos equivocamos si pensamos que las ciudades son “todo para todos”; la ciudad en el siglo XXI debe especializarse. Y no hay una especialización mejor que otra, pero la especialización que uno haga debe hacerla bien», aseguró la ponente.

El corazón de la ciudad
Rosa García hizo un repaso de lo que podemos hacer en la ciudad para digitalizar su corazón, trabajando en dos aspectos: las arterias y los edificios, donde se podrían obtener grandes ahorros.

Una de las grandes inversiones en una ciudad es el consumo eléctrico. Colocar, por ejemplo, sensores en las farolas, emplear la tecnología led y crear edificios que produzcan energía para el alumbrado público supondría un ahorro de cientos de millones de euros al año, un dinero que se podría dedicar a otras partidas. Respecto a los edificios, García recordó que generan el 36 % de las emisiones de CO2. Los edificios deben ser una unidad única y cada vez más inteligentes.

Otro gran problema en las ciudades es la movilidad. Para evitar las horas desaprovechadas en atascos y la productividad que en ellos se pierde, hay tecnología que no solo predice el atasco, sino que evita la formación del mismo. “Para ello, hay que incorporar más tecnología —como los metros con conducción automática— que aumente la frecuencia según las necesidades. Eso haría que la gente dejase de ir en coche al centro de la ciudad y utilizase el transporte público”, comentó la CEO de Siemens España. Otros ejemplos de tecnología aplicada a la movilidad son los sistemas de control de acceso al casco antiguo de las ciudades, como sucede en Londres, o el control semafórico en Alemania, donde se abren los semáforos a los grupos de ciclistas para favorecer el uso de este medio de transporte.

Otro de los temas que pueden mejorarse gracias a la aplicación de la tecnología es la gestión del agua (un 18 % del agua consumida se pierde por deficiencias en los sistemas de canalización) o la gestión de los residuos, donde la tecnología puede ayudar a hacer una recogida más eficiente de los mismos, por ejemplo. El resultado final del empleo de la digitalización es un ahorro en los costes de estos servicios.

Turno de preguntas
Rosa García se mostró abierta a todo tipo de temas durante el turno de preguntas. Durante estos minutos de coloquio, la ponente hizo un repaso de la historia de Siemens, de la que destacó las personas que trabajan en ella: “Personas comprometidas con un mundo mejor, con la excelencia y con el conocimiento”, y el trabajo con tecnología puntera que desarrollan y que les ha llevado a dejar de fabricar algunos productos a lo largo de su historia, como es el caso del teléfono móvil. También se trataron otros temas como el liderazgo, la industria 4.0 y la importancia de la formación continua para adaptarnos a nuevos trabajos y nuevas formas de trabajar.






ESADE Alumni te invita a una nueva sesión de los Desayunos ESADE, con Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España titulada “Cómo la digitalización de las ciudades beneficia a sus ciudadanos”.

Intervienen: Pedro Navarro (MBA 67), vicepresidente ejecutivo del Patronato de la Fundación ESADE Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España Rosa García

Licenciada en Matemáticas por la Universidad Autónoma de Madrid.

Ha trabajado en multinacionales como NEC y WordPerfect y, entre 1991 y 2010, en Microsoft, donde desempeñó diversos cargos a escala nacional e internacional. En los Estados Unidos, fue nombrada responsable de Estrategia y, en 2002, regresó a España para asumir la presidencia de Microsoft Ibérica, hasta que en julio de 2008 fue nombrada vicepresidenta de Consumo & Online de Microsoft para Europa Occidental. En octubre de 2011, asumió la presidencia de Siemens en España.

En la actualidad, es miembro del consejo rector de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y de la Universidad Europea de Madrid, y vicepresidenta del Consejo Social de la Universidad Carlos III de Madrid.

Desde junio de 2016, es presidenta de la Cámara de Comercio Alemana para España.
Ha recibido varios galardones de prestigio: Directiva del Año (AED), Premio Expansión & Empleo al Mejor CEO en Recursos Humanos y Premio a la Mujer Directiva (FEDEPE y ASEME).
Ha sido consejera de Acerinox, BME y Bankinter.
En abril de 2017, fue nombrada presidenta no ejecutiva de Siemens Gamesa Renewable Energy.
Posee más de 25 años de experiencia en el sector tecnológico.

Rosa García nació en Madrid en 1965, está casada y es madre de tres hijos.

Idioma: Castellano