Pasar al contenido principal
VIDEO CORTO

Be Connected

El 7 de mayo, el Palau de Congressos de Catalunya acogió la celebración de la XXIII Jornada Anual ESADE Alumni en Barcelona, uno de los eventos más emblemáticos que permite el reencuentro con antiguos compañeros, amigos y colegas de profesión y que este año ha contado con un ponente de excepción: Hiroshi Mikitani, fundador, presidente y CEO de Rakuten Inc.

En esta ocasión, el acto central de la Jornada contó con una entrevista a Hiroshi Mikitani, fundador, presidente y CEO de Rakuten Inc., por parte de Pedro Parada (PhD 03), director del Departamento de Dirección General y Estrategia de ESADE y miembro de la Junta Directiva de ESADE Alumni, ante casi 2.000 antiguos alumnos de ESADE reunidos en el Palau de Congressos de Catalunya. Además, Hiroshi Mikitani fue galardonado con el Premio ESADE 2018 por haber logrado liderar con éxito, durante más de una década, la estrategia mundial de Rakuten hasta convertirla en líder mundial en servicios tan diversificados como el comercio electrónico, los viajes, los portales de Internet, la banca, la seguridad online, las telecomunicaciones y el patrocinio deportivo. Este premio es un reconocimiento a su brillante carrera, a su estilo de gestionar a personas líderes y motivadoras y a su visión para ofrecer un servicio financiero de primer nivel.

Como novedad, el cóctel de networking estuvo amenizado por un concierto de The Tutsies, con ESADE Musicians como teloneros. Ser un referente
Maite Barrera (Lic&MBA 98), presidenta de ESADE Alumni, inició la jornada agradeciendo la presencia a todos los asistentes, así como a las empresas patrocinadoras y colaboradoras del evento —Caixabank, SEAT y AlfaConsulting— por sus aportaciones. En su discurso dió la bienvenida a los nuevos asociados presentes en la sala, especialmente a Mikitani, una persona que “piensa que los sueños son el motor que mueve una sociedad hacia delante... Su sueño fue Rakuten, que fundó hace 21 años como un market place; y hoy su mantra es ser ‘a global innovation company’”. Maite Barrera explicó que, para el éxito, el empresario ha entendido que nadie tiene la verdad absoluta, ha tenido que ser valiente y apuntar bien alto, y ha sabio dar importancia al equipo humano.

La presidenta de ESADE Alumni compartió su propia experiencia para poner en relieve la importancia de las personas en la organización: “A lo largo de nuestras trayectorias profesionales necesitamos apoyo, no podemos estar solos; por ello, me gustaría que ESADE Alumni fuera vuestro apoyo, vuestro partner, un punto de referencia”, comentó.

Maite Barrera destacó que la asociación ha vivido un extraordinario crecimiento en los últimos años, hasta llegar a los más de 18.000 socios actuales: “Es la asociación de alumni más grande de Europa, con 70 chapters internacionales, 800 actos al año en 80 ciudades del mundo, más de 300 voluntarios en el tercer sector de la mano de Alumni Social, una red de business angels con el premio a la mejor de Europa, un servicio de carreras profesionales que ha realizado más de 1000 entrevistas de orientación profesional... Podemos estar orgullosos”.

Pero el mundo cambia muy rápido y este es un enorme reto también para ESADE Alumni: “Tenemos que adaptarnos, innovar y aprovechar la tecnología para estar más conectados. Tendremos que seguir innovando, porque hay todavía mucho camino por recorrer para ser lo mejor para cada uno de vosotros”. Y animó a todos los presentes a ser partícipes de este futuro.

Maite Barrera, que se despidió acompañada por la canción You will never walk alone, de Gerry and the Pacemakers, tuvo un emotivo encuentro en el escenario con Eugenia Bieto (Lic&MBA 73 / PhD 08), directora general de ESADE. Juntas celebraron la coincidencia de que dos mujeres estuvieran al frente de ESADE y de ESADE Alumni.
Para una sociedad con calidad humana

Durante su intervención, la directora general de ESADE quiso felicitar a Hiroshi Mikitani: “Rakuten will be recognized and awarded because they had the courage and vision to do things differently. The company has emerged as one of the leading Internet service companies in the global market”, comentó.

Para Eugenia Bieto esta jornada se ha celebrado en un año especial, ya que se cumplen ocho años de su mandato como directora general de ESADE, motivo por el que quiso compartir con todos los asistentes sus aprendizajes y algunas reflexiones sobre el presente y futuro de la institución.

Así, destacó el gran prestigio a nivel internacional del que goza ESADE, como lo demuestran los rankings y las acreditaciones, y su apuesta por la innovación y el emprendimiento. “Pero no debemos olvidar que debemos ser capaces de poner los conocimientos que hemos adquirido al servicio de la sociedad. Tenemos que contribuir a que nuestro país sea no solo más rico, sino también más justo, más solidario y más sostenible. Y uno de los retos que nos han preocupado en los últimos años tiene que ver con las desigualdades que todavía se dan en las empresas por razón de género”, apuntó.

El curso que viene, ESADE celebrará sus 60 años de historia, preparada para liderar el cambio en el sector de la educación superior. En este sentido, la directora general recordó que las universidades no pueden convertirse en meros “almacenes del saber”, sino que lo realmente deseable es que sean ecosistemas de conocimiento vivos donde sea posible experimentar y estar al día. “Solo el retorno a los saberes humanísticos garantiza una sociedad de personas y calidad humana, que no podemos perder. Os invito a poner todos estos conocimientos y habilidades adquiridas al servicio de la sociedad”, concluyó. Valores e innovación A continuación, tuvo lugar el acto de entrega del Premio ESADE 2018 a Hiroshi Mikitani por haber liderado con éxito la estrategia mundial de Rakuten. Los Premios ESADE son promovidos por ESADE Alumni con la finalidad de distinguir a aquellas personas y organizaciones que, por su trayectoria, actividades o servicios prestados, han demostrado los valores que definen el espíritu fundacional de ESADE y pueden ser un referente o un ejemplo para otras personas.

Tras recoger el galardón, Hiroshi Mikitani, en conversación con Pedro Parada, explicó que su idea de negocio era que Rakuten tuviera la energía y el bullicio de los antiguos mercados al aire libre en la ciudad. “Por ello, facultamos a los comerciantes para que sus páginas web se comunicaran directamente con sus clientes”. A este respecto, aseguró que actualmente, se están difuminando las líneas entre la compra online y la offline: “Por ejemplo, en Japón, nuestros usuarios ganan puntos por comprar en tiendas físicas, que pueden canjear online o viceversa”. Asimismo, el consejero delegado de Rakuten apuntó que ve un futuro brillante para los negocios tradicionales: “Desde que Rakuten ha crecido y ha expandido sus servicios, somos capaces de ver que los negocios físicos van a prosperar, podemos digitalizar su experiencia de negocio físico para que sea más agradable para sus compradores”.

Preguntado acerca de los valores de su empresa, Mikitani destacó que una de las cosas que más les impactó cuando iniciaron las conversaciones con el FC Barcelona fueron las “profundas y duraderas conexiones [del club] con la comunidad”, especialmente a través de la cantera. “Trabajar con las comunidades locales y con los propietarios de pequeños negocios está en el corazón de la filosofía de Rakuten”, destacó.

Con respecto a cómo enfocan el tema de la innovación, Mikitani explicó que para Rakuten la innovación no es solo una estrategia: “Para promocionarla internamente, hablamos constantemente de ella, incentivamos las nuevas ideas y nunca penalizamos el fracaso”.

Para Mikitani, quien considera que tuvo la suerte de empezar el negocio correcto en el momento adecuado, el mundo se encuentra inmerso en un masivo proceso de transformación: “La tecnología avanza más rápido que nuestro instinto, los cambios llegarán más rápido de lo que pensamos y los negocios deben estar preparados”; y animó a los presentes a huir de planteamientos convencionales.

Al cerrar el acto, Xavier Sanchez (Lic&MBA 97 / AMP 08), director de ESADE Alumni, presentó las ventajas de la nueva app de ESADE Alumni, que permitirá a la comunidad de antiguos alumnos estar más conectados con facilidades para el networking, la geolocalización y agilidad en las gestiones, y que se enmarca dentro la estrategia de la asociación para “conocer mejor a todo el colectivo de alumni y poder acompañaros en la consecución de vuestras metas”, comentó. El director de ESADE Alumni también quiso destacar que esta jornada anual se había concebido teniendo en mente todo el feedback recibido de antiguos alumnos en ediciones anteriores “porque quien no cambia no mejora”.

Finalmente, tuvo lugar el tradicional cóctel, donde los asistentes pudieron potenciar su networking en los diferentes meeting points habilitados en la sala, así como hacerse fotografías en el photocall.

El concierto solidario del grupo ESADE Musicians y The Tutsies, que interpretaron grandes éxitos del pop-rock internacional, tuvo un gran éxito entre el público y, gracias a su formato de taquilla inversa, los asistentes pudieron entregar voluntariamente una aportación para la campaña #ESADEgoespink; su recaudación se destinará a dos causas: visibilización de la dermatomiositis juvenil y apoyo para la investigación del cáncer de mama.